LA EXPLOTACIÓN LABORAL E INFANTIL

Mi artículo trata sobre la explotación laboral e infantil, uno de los grandes problemas que ha sufrido la humanidad y que por desgracia sigue sufriendo. Este concepto está presente en la televisión, en la radio, en la prensa y también en las grandes empresas como Inditex. Pero, ¿en qué consiste realmente la explotación laboral? Su definición nos aporta que consiste en recibir un pago inferior al trabajo que se realiza, lo que incluye desde pequeños abusos hasta los talleres de trabajo esclavo.

Podemos enumerar numerosos casos de explotación en correlación al Estatuto de los trabajadores: como trabajar jornadas seguidas sin tener descanso alguno; trabajar exceso de horas; trabajar en días festivos y no ser remunerados; realizar exceso de tareas, que no te corresponden; impago o retraso de los pagos o llevarse el trabajo a casa sin estar estipulado.

Centrándonos en la explotación laboral desde este sector, podemos destacar tres preguntas clave que te pueden dar una idea de si una marca lo está haciendo bien o mal: la primera es en qué cree y cuáles son sus valores; la segunda es cuántas auditorías hace al año para comprobar las condiciones de trabajo en estos sitios y la tercera es cuántos proveedores han dejado de serlo por incumplir las normas», ilustran expertos del sector.

Según cuentan, el primer problema que se encuentra una empresa a la hora de hacer un control es identificar a los proveedores que tiene. Inditex, por ejemplo, tiene más de 7.000 proveedores y sus funciones son hacer los bordados de las camisas, las tachuelas de los bolsos o los forros de los abrigos…Hay innumerables casos de trabajadores de Inditex que denuncian que viven una “situación límite” mientras la empresa se jacta de resultados “espectaculares”.

La ropa de Inditex se fabrica en España, Marruecos, Portugal, Turquía, India, Bangladesh, Vietnam, Camboya, Argentina y Brasil. Son los llamados «clusters» o zonas de producción. En estos países el grupo tiene proveedores que le suministran tejidos o prendas. En todas las fábricas de Inditex en China, India o Brasil «saben que hay un código ético que deben cumplir y que incluye normas de calidad, de conducta y de sostenibilidad», cuentan en la cadena.

Dentro de la explotación laboral, hay que hacer hincapié en otro problema no menos importante, la explotación infantil. Contextualizándola podemos decir que se trata de la utilización, para fines económicos familiares o de otra índole, de menores de edad por parte de adultos, afectando con ello el desarrollo personal y emocional de los menores y el disfrute de sus derechos.

Sin embargo, aunque es una prioridad: eliminar la explotación laboral infantil, no es nada sencillo.También es cierto que no todo trabajo infantil significa explotación; es el caso de actividades formativas como las tareas domésticas. Por lo que el trabajo infantil puede ser calificado como formativo siempre que no afecte la educación y salud. La erradicación del trabajo infantil tiene para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) una prioridad urgente, esta en 1992, creó el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil para combatir el trabajo de los niños y niñas que atentan con su desarrollo.

Centrándonos en la explotación infantil desde Inditex, se utilizan a niños y niñas de Pakistan, Camboya o Bangladesh, porque les sale muy barato, echan muchas horas, a cambio de un salario miserable. Entran a trabajar a las cuatro de la madrugada y salen a las seis por menos de 2€ al día. Es por ello que prefieren este tipo de “trabajadores” con salarios de 1,3 € diarios por 68 horas de trabajo a la semana, sin ningún tipo de contrato, en ambientes nocivos e insalubres y sin ningún tipo de derecho o prestación por enfermedad, sin tan siquiera libertad para decidir si siguen trabajando o no.

El pasado abril el parlamento europeo aprobó una petición a la Comisión Europea de una nueva legislación vinculante para garantizar los Derechos Humanos en toda la cadena de producción textil. Esta nueva legislación si realmente acabase siendo vinculante, podría ser un verdadero paso adelante en la lucha contra la explotación. Pero ahora está de la mano de la Comisión Europea, que depende esencialmente de los gobiernos nacionales, y ésta parece querer escurrir el bulto.

La multinacional Inditex, tercer grupo textil del mundo, ha reconocido que ha rescindido contratos con 100 proveedores por prácticas “antisociales”. Se confirma así lo que solidaridad.net ha venido denunciando . Ahora su vicepresidente ha declarado que acepta el “trabajo infantil” en menor medida. Denunciamos nuevamente que aceptar la explotación infantil como mal menor es un crimen contra la humanidad. Ningún niño debería verse obligado a trabajar para poder sobrevivir.

foto exploo

Fuente: wikipedia

Fuente:http://www.tres24.com/inditex-continua-explotando-ninos-esclavos/

Fuente: http://www.solidaridad.net/solidaridadnet/noticia/725/inditex-y-la-esclavitud-infantil-34-en-algunos-paises-si-quitas-a-los-chicos-de-trabajar-es-peor-34-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s